Y PARA MI ,¿ PILATES?

La técnica de Pilates ha tenido tanto impacto que es difícil para muchos saber a día de hoy en qué se diferencia de otro tipo de entrenamiento

¿ Quieres saber si te conviene hacer Pilates? En este artículo intento acercarte a conocer algo más sobre este método, y a buscar las pautas para elegir lo que más te conviene. Aunque seas un amante del vino, tal vez Pilates sea para ti.

 

UN POCO DE HISTORIA SOBRE  Joseph Pilates

A través e la página de Vitonica he encontrado un video que resume la vida de Pilates y que puede darnos una idea sobre la técnica que muchos de nosotros practicamos habitualmente.

Haz click sobre la fotografía para ir al enlace:

 

joseph-pilates-pilates-ri-01

CADA MAESTRILLO TIENE SU LIBRILLO.

Cómo has podido ver en el vídeo, de los alumnos de Pilates han surgido diferentes adaptaciones a la técnica que su creador inició.

 

PILATES ORIGINAL

La serie de ejercicios de Pilates Original se trabajan como los ideo Joseph Pilates. Se realizan los mismos ejercicios como una coreografía manteniendo la concentración y el trabajo desde el centro del cuerpo (core) y con una gran importancia a la respiración. En cada uno de ellos deben mantenerse los principios de la técnica (los enumeramos más abajo en este artículo).

STOTT PILATES

Su creadora inicial fue Moira Stott. En sus inicios como bailarina sufrió una lesión de cuello. Para recuperarse de esta lesión recurrió al método Pilates en el estudio de Romana Kryzanowska, discípula directa de Joseph Pilates.

Después de un tiempo descubrió que el método Pilates original no se ajustaba a las necesidades de su lesión. Además, pensó que el método Pilates no se ajustaba a los principios modernos de alineación postural y que la secuencia de ejercicios debería ser más flexible. En base a estas y otras ideas, desarrolló un método Pilates modernizado al cual denominó Stott Pilates.

POLESTAR PILATES

Tienen en cuenta que Joseph en mucho de sus ejercicios tiene en cuenta el trabajo con bailarines y que incluye muchos ejercicios de flexión de columna. Para ellos, este tipo de ejercicios  no se adapta para mucha gente cuyo principal problema se deriva de pasar muchas horas sentado.

En su página nos hablan de:

Como profesionales del movimiento, nuestros objetivos con los alumnos han de ser los siguientes:

1. Identificar aquéllos patrones de movimiento incorrecto que causan o pudieran causar problemas en nuestros alumnos.

2. Hacer comprensibles estos problemas a los alumnos y aportarles información anatómica y biomecánica correcta mediante imágenes mentales, propriocepción, información táctil e indicaciones verbales.

3. Conseguir que los alumnos mejoren su movimiento y postura mediante la buena relación y conexión entre el sistema nervioso y el locomotor, no mediante una tensión extra para mantener la postura (control motor).

4. Aportar una selección de ejercicios enfocada a los movimientos funcionales (cotidianos) y conseguir que los nuevos movimientos adquiridos se realicen de una manera correcta e inconsciente.

5. Conseguir que el movimiento sea un proceso global y que las fuerzas compresivas (gravedad) se distribuyan equitativamente por el cuerpo acorde al diseño de su estructura (tensegridad).

LOS PRINCIPIOS DEL MOVIMIENTO.

En la técnica de Pilates se hablan de los siguientes principios que deben estar presentes en las clases que recibes:

1. CONCENTRACIÓN

La concentración es un elemento fundamental para conectar el cuerpo y la mente. Durante la realización de los ejercicios es clave concentrase en el área del cuerpo que se está trabajando y poner atención en sentir la actividad que desarrollan los músculos

2. CONTROL

El concepto de control en el método Pilates se articula en torno al control muscular, referido a la conciencia del propio cuerpo adquirida a través de la realización de los ejercicios, y es un concepto que a su vez se funde con el control mental,

3. PRECISIÓN

La precisión en la ejecución de los movimientos es clave en Pilates, y deriva del control exigido para realizarlos.

El exceso de activación produce rigidez y por lo tanto limitación de movimiento. Demasiado rango en una articulación la convierte en poco estable.

Siempre que se ejecute un ejercicio, hay que concentrarse en realizar el movimiento correcto. Uno de mis profesores decía como si siempre fueras a dar en el centro de la diana. Hacer exactamente lo que quieres hacer.

4. FLUIDEZ DE MOVIMIENTO

La calidad de los movimientos está estrechamente ligada con el concepto de control. El movimiento debe ser fluido e ininterrumpido, a una velocidad ni muy rápida ni demasiado lenta. (be water)

5. RESPIRACIÓN

La respiración es una actividad que realizamos de manera automática e inconsciente, y que sin embargo influye sobre todas las funciones corporales. El método Pilates contempla la respiración como un vínculo entre la actividad física y el interior/exterior de nuestro organismo, por lo que la incluye como una destreza más dentro del régimen de ejercicios.

Respirar es vivir. Un gesto respiratorio adecuado supone una caja torácica móvil. Cuando costillas y tórax no se mueven, se convierten en una jaula para nuestra columna vertebral.

Un patrón respiratorio correcto aumenta nuestra percepción, logrando mayor atención y conciencia. Asimismo, la adecuada respiración facilita el control de la zona central del cuerpo, especialmente el uso de las costillas inferiores, y mejora la estabilización y la movilización de la columna vertebral y las extremidades. También mejora la conexión entre el suelo pélvico y el diafragma.

6. CENTRALIZACIÓN

Joseph Pilates desarrolló su sistema en torno a la idea del «Powerhouseo Centro de Energía, constituido por las áreas centrales del cuerpo, donde se condensa la fuerza necesaria para realizar los ejercicios del método. Se trata del centro neurálgico de todos nuestros movimientos, desde donde fluye la energía hacia las extremidades, y donde se coordinan los movimientos de todo el cuerpo, al tiempo que se fortalece y se protege la columna vertebral.

Por ello, los ejercicios de Pilates se inician en este Centro de Energía, formado por una banda que comprende la zona abdominal bajo el ombligo, la columna lumbar y la musculatura pélvica. Los músculos específicos que trabajan esta zona serían el músculo recto del abdomen, el diafragma, los músculos oblicuos del abdomen, los multífidos, el músculo transverso del abdomen, los lumbares, los músculos de las caderas, el psoas y los músculos de los glúteos.

Y DOS MÁS DE PROPINA:

7. ALINEACIÓN

Entendido como la correcta distribución de peso sobre nuestro esqueleto, como si de la estructura de un edificio se tratara. Y la correcta posición de las articulaciones para su movimiento más completo.

8. SIMETRÍA /COMPROMISO/ DISCIPLINA…

Este octavo principio varía según las fuentes. Siendo todos ellos importantes, no solamente en la técnica de Pilates sino en cualquier entrenamiento que realicemos.

 

ELEGIR UNA CLASE.

Vamos a dar algunas pistas para saber cómo elegir una clase de Pilates adecuada para ti.

 

 

Lo ideal sería que previamente te hayan valorado o al menos entrevistado para conocer las posibles limitaciones o contraindicaciones.  Y que sea el propio centro el que te ofrezca alternativas: según tus capacidades, tu nivel de dominio sobre la técnica, tu estado físico actual.

La recomendación inicial es que las clases deben ser en grupos reducidos.  Más si vas con el propósito de mejorar en la técnica, o trabajar un problema específico de espalda o recuperarte tras una lesión.  Incluso en este caso sería aconsejable ir al menos a algunas clases de manera particular.

Los grupos grandes de clase de Pilates sirven para aquellas personas que: ya tengan ciertos conocimientos sobre la técnica, no tengan ningún dolor, lo hagan por mera diversión.

Espacio suficiente en la sala, para poder moverte sin que te entorpezca el material, o los compañeros de clase.

El menor número de pesados en la clase. Es así. Hay uno por clase, pero intenta que no se junten dos en la tuya. Si no lo encuentras, vigila no vaya a ser que seas tú.   (llegan tarde, preguntan todo, hablan de temas personales, se quejan continuamente en alto…)

Material adecuado, la colchoneta no es demasiado fina que te moleste el contacto en el suelo, tienes la posibilidad de usar almohada u otros elementos para adaptar ejercicios, visibilidad al profesor para al menos ver la ejecución del ejercicio, y oyes la voz del profesor, la música es adecuada o en su defecto mejor ninguna.

EL MAESTRILLO

Las cualidades y actitudes que debe tener un profesor de Pilates.

 

Te explican lo que tienes que hacer: hora de llegada, dónde dejar las cosas, cómo colocarte. Que la clase tenga cierto orden desde el inicio ya es buena señal.

Hablan en términos adecuados pero comprensibles: si dicen cuádriceps, pueden señalar o indicar el muslo. Tal vez sea una cuestión personal pero no me gustan los monitores que infantilizan a los alumnos usando eufemismos continuamente. De la clase cada vez deberías salir más instruido sobre tu cuerpo y su funcionamiento.

Yo huiría tanto de los monitores que  parece que están dando la clase para si mismos, o aquellos que no se tumban en el suelo ni por casualidad.  Lo ideal sería que a veces marque ciertos ejercicios, y también pase algún tiempo corrigiendo o ayudando a los alumnos.

Tiene un tono de voz adecuado y modula la entonación según el ejercicio.

Marca las respiraciones o repeticiones. De manera que la clase va siguiendo un ritmo común.

Cuando explica un ejercicio por primera vez hace que los alumnos atiendan y muestra cómo se hace y dónde debe sentirse. 

No pierde el tiempo de la clase mirando el teléfono, no está comiendo chicle, ni la fruta de tentempié, no sale a atender constantemente el teléfono de la clínica o la puerta. Obvio, pero es una de las quejas que recibo de algunos centros.

Las correcciones o adaptaciones que te mandan te hacen comprender mejor cómo realizar los ejercicios.

 

 

En próximos artículos hablaremos sobre qué puedo esperar conseguir yendo a Pilates y el trabajo en máquinas o con elementos como el balón o el aro.

 

“El objetivo es conseguir el equilibrio corporal y mental, sin primar uno sobre otro. El desarrollo corporal contribuye al desarrollo de los esquemas mentales y viceversa. Ambos aspectos deben coordinarse con el objetivo de lograr los mejores resultados con el mínimo esfuerzo. La evolución en un plano sin que vaya acompañado del otro es como tratar de construir una casa con unos fuertes cimientos de piedra pero un tejado de papel o edificar un resistente y sólido tejado sobre una estructura de arenas movedizas”.

(Joseph Pilates)

 

Marta Carneiro Pazo: monitora de Pilates, el movimiento cura tanto o más que la palabra.