¿Y DE POSTRE?

CÓMO HACER QUE MI HIJO COMA FRUTA.

Muchas veces surge el problema de que poco a poco los niños van dejando de comer fruta.

En el momento que tomamos azúcar refinado nuestro paladar cada vez se hace más dependiente de ese sabor y aunque la fruta debería ser una golosina, comparado con lo que hay… pues sale perdiendo en la batalla.

Ya muchas veces renunciamos diciendo, bueno, al menos ahora a los gin tónics le echan de todo, algo de fruta comerá el niño en su vida.

Para que los niños, y a veces no tan niños, vuelvan a comer fruta.

  1. Corta diferentes tipo de frutas de las más dulces. Puedes dejar algunas con piel y otras sin ella.
  2. Si puedes escoger la fruta con ellos mejor. Frutería y que escoja la que cree más rica.
  3. Si come muy mal, pica unos trozos de chocolate o galleta. ( raciona con un vaso o una cuchara sopera lo que se le puede echar a la fruta como decoración)
  4. Retaos en casa a hacer el plato de postre más bonito utilizando todo lo que se ha cortado. 

QUE PODEMOS CONSEGUIR

Estimulamos con esto al menos que el niño se haga a la textura de la fruta.

Jugamos

Visualmente es más atractivo y ha ayudado a preparar su postre con lo cual añade valor.

Vamos aproximándonos gradualmente a nuestro objetivo de elegir una fruta como postre o merienda sin cortar ni pelar y sin batallas.

Podemos utilizar algo que esté aprendiendo en la escuela

– ahora que ya sabes las letras… ¿serías capaz de hacer una a con esta fruta que me voy a comer de postre?


 

Esta A va dedicada a Abril, la hija de unos amigos. ¡Bienvenida al mundo!