EMPEZAR A MEDITAR

Lo estoy haciendo bien? Por qué no soy capaz de dejar de pensar? ¿ Esto me va a servir para estar relajado?

Para aquellos que están acercándose al Mindfullnes y la meditación, quiero dejaros unos pequeños consejos para salvar las primeras dificultades.

NO ENCUENTRO EL MOMENTO.

Si tuvieras tiempo de sobra seguramente no te plantearías meditar.

Dicen que sería suficiente meditar 10 minutos al día. Aunque si no tienes 10 minutos para meditar.. necesitarías al menos una hora.

Si he decidido comenzar tenemos que comprometernos a buscar entre 10 y 20 minutos al día. Lo ideal sería practicar casi a diario, y que esos 10 minutos los dedique exclusivamente a la meditación.

 

mindfulness.inicio.psicologia

 

¿ Cómo encontrar ese momento?

  1. anota los motivos por los que quieres empezar a meditar. El tiempo es una cuestión de prioridades.
  2. durante los dos primeros días aunque no comiences, observa que actividades puedes reducir que son menos importantes que tu práctica.
  3. planea el momento del día, que vas a necesitar y los posibles obstáculos que puedan surgir. Ten un plan b. Solo una alternativa más. Si genero muchas posibilidades es fácil luego no elegir ninguna.
  4. una vez elegido un momento en el día, elige un lugar y pon las cosas a tu gusto. un rincón es suficiente con una manta, un cojín y la alarma.
  5. comprométete contigo mismo a un contrato de una semana.

NO SOY CAPAZ DE ESTAR QUIETO.

Un objetivo de la meditación es entrenar la habilidad para mantener la atención en una cosa sin distraerse.

Meditar exige un tipo de concentración, de conciencia, que si bien es relajada, al mismo tiempo es dirigida.

Para jugar a algo o para ver una película, desde niños hemos ido entrenado la capacidad de mantenernos en una actividad. No sin esfuerzo muchas veces debemos reconducirnos para terminar un informe o para atender a la conversación con un cliente.

A día de hoy, la conocida multitarea, multipantalla, multimedia nos acostumbra a tener muchos focos atencionales.

Un buen comienzo, antes de la meditación puede ser elegir una actividad y tratar de hacerla sin multi-nada. Como un psicópata.

¿ Cómo entreno no hacer nada?

  1. ten claro que eres el beneficiario de esta práctica. Quiero y elijo meditar por mi salud y bienestar.
  2. mejorar en disciplina es mejorar en autoestima: plantearte un objetivo y mantenerte firme en esa decisión es una manera de trabajar ambos aspectos.
  3. cuando no hago nada dejo que otras cosas pasen:
    1. mi sistema nervioso se relaja
    2. me hago consciente de pensamientos y emociones
    3. genero un tiempo para estar conmigo
    4. aprendo una técnica para conectar con el presente
    5. me entreno en disciplina y atención
    6. hago más por mi salud que estando ocupado en tareas vacías o revisando mis redes sociales.
  4. comienza eligiendo tareas que normalmente hagas con muchos estímulos y redúcelos hasta que logres hacer una sola cosa de cada vez.

 

NO PUEDO DEJAR LA MENTE EN BLANCO.

psicologia.mindfulness.

Nuestra tendencia natural es la de querer controlar lo que nos ocurre. Quisiéramos suprimir cierto tipo de pensamientos “malos” y pensar de una forma más positiva.

En la meditación no se trata de dejar la mente vacía. Se trata de liberarnos de ese juicio constante y del enganche que tenemos a controlar y anclarnos a nuestros pensamientos.

Tendemos a sobrevalorar mucho nuestras reflexiones, y ciertas historias mentales a fuerza de repetirlas nos parecen muy reales.

El primer paso es hacerte consciente de estas conversaciones mentales, y dejar que vengan y se vayan.

Descubir que nuestro pensamiento solo es una forma de comprender la realidad.

Cuando medito me doy cuenta de que hay una realidad más ala de mis pensamientos .

Que en esta película mental, yo soy el director, el protagonista, el que está sentado en la butaca viendo la película y el que pone la cinta en el proyector.

Mis pensamientos son lo que se refleja en la bola de cristal. La realidad es más amplia.

Observar mi mano sujetando esos pensamientos es un paso muy importante para no identificarnos continuamente con lo que vemos en nuestro mundo de cristal.

Somos más que nuestros pensamientos.

  1. Reconducte tu atención con cariño cuando medites. En lugar de ” otra vez estoy pensando en el trabajo” puedes decirte ” se que aunque aparezcan pensamientos sobre el trabajo puedo volver a concentrarme en la respiración”
  2. Ten un mantra que te ayude a concentrarte.
    1. observo lo que pienso y lo dejo ir
    2. los pensamientos son solo pensamientos
    3. soy más que mis pensamientos
  3. Valora la práctica por el hecho de haberte sentado a practicar y no juzgues tu meditación por la cantidad o calidad de los pensamientos que has tenido.
  4. Utiliza la respiración y el repaso a la postura como anclas corporales que te hagan tener conciencia del presente a través de sensaciones físicas.

Meditar es liberarse de la necesidad de controlar que mi mente esté en blanco o no.

Si el mar está en calma, lo contemplo. Si el mar está embravecido, lo contemplo.

En los próximos post seguiremos dando consejos para aquellos que están adentrándose en las prácticas de Mindfullnes.